Tu Propósito, tu Legado.

Tu Propósito, tu Legado. Conoce su Importancia y Cómo lo Construyes

Pocas veces en la vida tenemos tantas oportunidades como cuando conocemos nuestro propósito profesional, y más aún, cuando sabemos cómo desarrollarlo en toda su plenitud.

Soy Reynaldo, y quiero hablarte de lo que es la base de la construcción de toda marca robusta y genuina: el propósito.

En diversas ocasiones he compartido el significado de esta palabra según el diccionario de la Real Academia Española, el cual indica que es el ánimo o intención de hacer o de no hacer algo.

Y hoy quiero llamar la atención usando el recurso de teoría inversa, que explica lo que representa e implica la falta de algo en un orden determinado, por ejemplo, la oscuridad es en realidad la ausencia de luz.

Entonces, usando teoría inversa, tenemos que si el propósito es el ánimo de hacer algo, la falta de propósito representa el desánimo con el cual se hace algo en torno a la marca.

Y es en esta aseveración en donde encontramos la razón por la cual muchas marcas (la mayoría) fracasan incluso sin haber sido lanzadas. Porque el desánimo no emociona, sino genera el efecto contrario, ahuyenta, no crea conexión con la audiencia y termina aislando a la marca.

Toda marca debe buscar conectar desde el primer punto de contacto que tiene con su audiencia, de lo contrario está condenada a morir.

 

Construyendo a Partir de un Propósito

Dicho esto, no hace falta convencerte que descubras tu propósito y desarrolles tu marca a partir de éste, pero y qué es un propósito?

En marketing, el propósito representa el porqué la marca hace lo que hace, su objetivo de vida y su razón de ser.

Debo decirte que si bien la misión y la visión eventualmente variarán, el propósito no, sino que esté transforma, no solo a la marca, sino a su entorno, su región e industria.

El propósito es lo que guía a la marca durante todo su trayecto, independientemente en donde se ejecute, y te lo explico con un ejemplo.

Si eres cocinero, y tu propósito está enmarcado en enseñar buenos hábitos alimenticios, éste lo podrás lograr a través de distintas misiones, como por ejemplo:

  • Maestro de escuela primaria o secundaria.
  • Chef en tu propio restaurante.
  • Chef en el restaurant de alguien más.
  • Cocinando en un food truck.
  • Siendo Youtuber.
  • Ministro de Alimentación del gobierno de tu país.

¿Lo ves? Independientemente en donde te desempeñes (lo cual es tu misión y puede variar), tu propósito seguirá siendo el mismo.

Y de esta misma forma, te puedo decir cómo conectas tu propósito con tu misión y visión.

 

Conectando el Propósito con la Misión y la Visión

Te explicaré cómo conectar los tres conceptos usando el mismo ejemplo anterior en el siguiente cuadro:

 

Aquí tienes 6 misiones distintas, conectadas cada una con una visión, y todas ellas dependientes de un propósito común.

De esta manera puedes ver que la misión y la visión van evolucionando, pero el propósito se mantiene igual.

No es necesario que desarrolles todas las misiones y visiones en un mismo tiempo, sino que puedes establecerlas como metas, y una vez alcanzadas, avanzas a la siguiente.

 

Descubriendo tu Propósito

Lo primero que debo decirte es que el propósito no se inventa, no lo creas a partir de una oportunidad comercial o de una moda, es decir, no lo defines en función de las tendencia de hoy o de lo que todos hablan.

El propósito es algo que ya está en ti, debes descubrirlo, y para lograrlo debes hacer y responderte una serie de preguntas, fundamentadas en dos pilares: La Identidad y El Talento.

Primero descubres tu identidad, y las siguientes preguntas te ayudarán a definirlo:

  1. ¿Quién soy?
  2. ¿De dónde vengo?
  3. ¿Cuál es mi identidad?
  4. ¿Qué dice la gente de ti?
  5. ¿Cómo quiero ser recordado?

Luego prosigues con tu talento, el cual normalmente (no siempre) coincide con nuestra pasión. Aquí te haces las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué harías gratis?
  2. ¿Qué te apasiona hacer?
  3. ¿Por qué haces lo que haces?

A veces será de mucha ayuda conversar con quienes nos conocen bien, nuestra familia, esposo o esposa, mentores y colegas, ya que ellos pueden ver talentos ocultos en nosotros, que aún no hemos descubierto.

El conocer tu propósito es un ejercicio que requiere tiempo, esfuerzo y sobre todo mucha sinceridad. 

Al descubrir tu propósito no hay respuestas correctas ni incorrectas, solo hay verdades y mentiras, y es mejor que estés en el grupo de las primeras.

¿Avanzamos?

Haz Marketing y Hazlo con Propósito

No olvides compartirlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Tu Propósito, tu Legado. Conoce su Importancia y Cómo lo Construyes

Pocas veces en la vida tenemos tantas oportunidades como cuando conocemos nuestro propósito profesional, y más aún, cuando sabemos cómo desarrollarlo en toda su plenitud.

Soy Reynaldo, y quiero hablarte de lo que es la base de la construcción de toda marca robusta y genuina: el propósito.

En diversas ocasiones he compartido el significado de esta palabra según el diccionario de la Real Academia Española, el cual indica que es el ánimo o intención de hacer o de no hacer algo.

Y hoy quiero llamar la atención usando el recurso de teoría inversa, que explica lo que representa e implica la falta de algo en un orden determinado, por ejemplo, la oscuridad es en realidad la ausencia de luz.

Entonces, usando teoría inversa, tenemos que si el propósito es el ánimo de hacer algo, la falta de propósito representa el desánimo con el cual se hace algo en torno a la marca.

Y es en esta aseveración en donde encontramos la razón por la cual muchas marcas (la mayoría) fracasan incluso sin haber sido lanzadas. Porque el desánimo no emociona, sino genera el efecto contrario, ahuyenta, no crea conexión con la audiencia y termina aislando a la marca.

Toda marca debe buscar conectar desde el primer punto de contacto que tiene con su audiencia, de lo contrario está condenada a morir.

 

Construyendo a Partir de un Propósito

Dicho esto, no hace falta convencerte que descubras tu propósito y desarrolles tu marca a partir de éste, pero y qué es un propósito?

En marketing, el propósito representa el porqué la marca hace lo que hace, su objetivo de vida y su razón de ser.

Debo decirte que si bien la misión y la visión eventualmente variarán, el propósito no, sino que esté transforma, no solo a la marca, sino a su entorno, su región e industria.

El propósito es lo que guía a la marca durante todo su trayecto, independientemente en donde se ejecute, y te lo explico con un ejemplo.

Si eres cocinero, y tu propósito está enmarcado en enseñar buenos hábitos alimenticios, éste lo podrás lograr a través de distintas misiones, como por ejemplo:

  • Maestro de escuela primaria o secundaria.
  • Chef en tu propio restaurante.
  • Chef en el restaurant de alguien más.
  • Cocinando en un food truck.
  • Siendo Youtuber.
  • Ministro de Alimentación del gobierno de tu país.

¿Lo ves? Independientemente en donde te desempeñes (lo cual es tu misión y puede variar), tu propósito seguirá siendo el mismo.

Y de esta misma forma, te puedo decir cómo conectas tu propósito con tu misión y visión.

 

Conectando el Propósito con la Misión y la Visión

Te explicaré cómo conectar los tres conceptos usando el mismo ejemplo anterior en el siguiente cuadro:

Aquí tienes 6 misiones distintas, conectadas cada una con una visión, y todas ellas dependientes de un propósito común.

De esta manera puedes ver que la misión y la visión van evolucionando, pero el propósito se mantiene igual.

No es necesario que desarrolles todas las misiones y visiones en un mismo tiempo, sino que puedes establecerlas como metas, y una vez alcanzadas, avanzas a la siguiente.

 

Descubriendo tu Propósito

Lo primero que debo decirte es que el propósito no se inventa, no lo creas a partir de una oportunidad comercial o de una moda, es decir, no lo defines en función de las tendencia de hoy o de lo que todos hablan.

El propósito es algo que ya está en ti, debes descubrirlo, y para lograrlo debes hacer y responderte una serie de preguntas, fundamentadas en dos pilares: La Identidad y El Talento.

Primero descubres tu identidad, y las siguientes preguntas te ayudarán a definirlo:

  1. ¿Quién soy?
  2. ¿De dónde vengo?
  3. ¿Cuál es mi identidad?
  4. ¿Qué dice la gente de ti?
  5. ¿Cómo quiero ser recordado?

Luego prosigues con tu talento, el cual normalmente (no siempre) coincide con nuestra pasión. Aquí te haces las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué harías gratis?
  2. ¿Qué te apasiona hacer?
  3. ¿Por qué haces lo que haces?

A veces será de mucha ayuda conversar con quienes nos conocen bien, nuestra familia, esposo o esposa, mentores y colegas, ya que ellos pueden ver talentos ocultos en nosotros, que aún no hemos descubierto.

El conocer tu propósito es un ejercicio que requiere tiempo, esfuerzo y sobre todo mucha sinceridad. 

Al descubrir tu propósito no hay respuestas correctas ni incorrectas, solo hay verdades y mentiras, y es mejor que estés en el grupo de las primeras.

¿Avanzamos?

Haz Marketing y Hazlo con Propósito

No olvides compartirlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram